La apnea, una nueva manera de ver el mar



La primera vez que experimenté una "caída libre" en apnea, supe que algo había cambiado. Fue un verano y yo estaba en el sur de Tenerife haciendo un curso de apnea con Umberto Pelizzari, ex-campeón del mundo de este deporte y todo un icono. La caída libre es cuando tu cuerpo ha dejado de tener flotabilidad positiva debido al aumento de la presión de agua y comienzas a caer sin ningún esfuerzo. Tu cuerpo se hunde en una inmensa paz y a día de hoy en día todavía no he descubierto nada que se le parezca.





Desde entonces soy esclavo de uno de los deportes más apasionantes que he probado jamás, la apnea. Es cierto que no es un deporte exento de riesgos, los accidentes ocurren aunque raras veces acaban en tragedia. Lo mas importante es conocer tus límites, saber escuchar las señales que te da el cuerpo y hacer de la seguridad en el mar un imperativo. Para ello, lo más importante, es nunca ir solo al agua, y eso a veces no es fácil. tu compañero se puso enfermo, tu pareja tiene frío o tus horarios son incompatibles. Nosotros intentamos entrenar al menos tres veces por semana en mar abierto, siendo Radazul y Tabaiba las zonas más frecuentes, y otras 2 o 3 veces en la Piscina Municipal de Añaza, así que animo a todo el mundo a que venga un día a probar totalmente gratis por supuesto!




Nos vemos en el azul!












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada