Morgan sigue en cautiverio, pero no olvidada.



Puede que mucha gente no conozca el caso de Morgan, e incluso los que estuvieron metidos ya no se acuerden o no quieran recordarlo. Pero Morgan sigue siendo una orca salvaje puesta en cautividad. En este artículo, hablamos con Ingrid Visser, bióloga marina experta en Orcas, sobre el caso de Morgan. Sus investigaciones sobre las orcas han sido publicadas en revistas científicas internacionales, desde 1998, y muchas de estas publicaciones están disponibles en http://www.orcaresearch.org


En 2002 la investigación de Visser fue clave en la reclasificación del Gobierno de Nueva Zelanda de la orca "común" en el Sistema de Clasificación de Amenazas de Nueva Zelanda a "nivel nacional crítico". Este es el estado equivalente de "en peligro crítico" en la lista Roja de la UICN reconocido internacionalmente.




La historia de la orca Morgan ha cautivado al mundo con un sentimiento de consternación e injusticia. A pesar de un plan viable de liberación presentado por más de 30 expertos, un juez en Holanda determinó que Morgan debía ir a Loro Parque, un parque temático en Tenerife.

Morgan es una orca hembra joven que fue tomado de la naturaleza, en junio de 2010. Ella había bajado dramáticamente de peso pero por lo demás no estaba enferma. Fue capturada por un parque que tenía un permiso para rescatarla con la condición de ser liberada de nuevo a la mar tan pronto como fuera posible.

Esto no sucedió. Morgan fue mostrada al público a las pocas semanas de su "rescate". Quedó claro que valió la pena el dinero para el parque. Además, dado que era la primera orca cogida de la naturaleza entre y puesta en cautiverio en 25 años, sabían que era vital para su programa de cría.

La Fundación Free Morgan Foundation fue formada para llevar a Morgan de nuevo a su familia en Noruega. Ahora ha sido transportada a otro zoológico, esta vez en España, llamado Loro Parque. Allí, ella es acosada y atacada, teniendo que realizar espectáculos para el divertimento de un público ignorante de su situación y procedencia, mientras el macho adulto intenta aparearse con ella, cuando todavía es una pre-adolescente.





Puede Morgan se puesto en libertad?

(Según la Fundación) Sí. Morgan es un candidato adecuado parala puesta en libertad. Morgan nació en la naturaleza, donde pasó los primeros años de su vida. De hecho, Morgan ha pasado más tiempo en la naturaleza que en cautiverio. Los científicos expertos han sido capaces de igualar las vocalizaciones de Morgan con un grupo de orcas en Noruega que creen que podría ser el pod de Morgan (la familia). Las orcas son seres increíblemente inteligentes, y la evidencia sugiere que tienen una gran capacidad de recordar, por lo que esto aumenta las posibilidades de reunificación de Morgan con su familia. Y aunque no se reuniese con su familia, todavía se puede liberar con éxito. Se han constatado casos en Noruega en el que pods de orcas han aceptado y cuidaso a otras orcas que no eran miembros de la familia, como la orca conocida como "Stumpy".

¿Es mejor mantener a Morgan en cautiverio?

Lo primero es pensar en las condiciones ambientales en cautiverio. Vivir en una jaula azul sin rasgos, sin estímulos ambientales (por ejemplo, sin corrientes, sin cambio de temperatura, otros animales como el pescado, sin rocas, arena, sin mareas) crea un ambiente muy estancado para cualquier animal. Para una especie de gran alcance como la orca (que regularmente viaja más de 100 kilómetros por día), estos pequeños tanques sin estimulación son muy debilitantes en los animales mentalmente y como bienestar físico.

"Un tanque no puede ser nunca el océano".

Además de esta falta de estimulación, una orca cautiva no tiene control sobre su vida. Todo lo que hace (y cuando lo hace) está totalmente controlado por los entrenadores. Controlan qué alimentos recibe y cuando. El control de los instructores en un orca cautiva puede ir en un sistema de depósito (como cuando los entrenadores cierran las puertas cuando ellos quieren, no cuando la orca elege). El control de los entrenadores en cuanto a cuando una orca puede ir a otra piscina (a veces engañándolos con comida). Los entrenadores también fuerzan a los animales a  realizar trucos de circo, a cambio de comida. Es evidente que esto no es una vida. Se ha sugerido que a fin de mantener un cierto nivel de control, una orca en cautiverio a menudo se mantiene en un constante estado de hambre.

Estas son todas las cosas cotidianas que Morgan tiene que soportar en cautiverio.
Hay mejores maneras de ver orca.



Y entonces resuenan los ecos: ¿sería una orca que ha sido puesta en cautiverio capaz de sobrevivir en la naturaleza después de tanto tiempo?, ¿es éticamente correcto seguir manteniendo a estos animales cautivos para el disfrute de unos pocos?.

Como se suele decir, solo el tiempo es el verdadero y último juez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada